Republica Dominicana
  • Está aquí:  
  • Inicio /
  • Noticias /
  • Nélsida Marmolejos asegura es momento dar gracias y sentirse orgullosos construir el Sistema Dominicano de Seguridad Social.

Nélsida Marmolejos asegura es momento dar gracias y sentirse orgullosos construir el Sistema Dominicano de Seguridad Social.

Nélsida Marmolejos, directora de la DIDA

Palabras de Nélsida Marmolejos en la misa de acción de gracias auspiciada por el Consejo Nacional de Seguridad Social para iniciar los actos conmemorativos  de los 18 años de la promulgación de la Ley 87-01.

 

“Es momento dar gracias y sentirse orgullosos construir el Sistema Dominicano de Seguridad Social”

 

Tener la posibilidad de recrear los diferentes pasajes que mucho de los aquí presentes han vivido en estos últimos 18 años para materializar y hacer realidad la utopía de amplios sectores sociales del país para que nuestras familias cuenten con un SDSS mediante la aplicación de una Ley, la 87-01, es un privilegio que no siempre se puede tener.

                             

Agradezco al Gerente General y a mis colegas, Superintendentes, TSS, Contraloría, entidades rectoras del sistema por seleccionarme para tal acción, y es señores que de acuerdo a las leyes de nuestro país, a los18 años se logra la mayoría de edad.

 

Lo importante de los 18 años, es saber por ejemplo en la vida de un ser humano todo

Lo que hay que pasar como padres y como hijos para llegar a la misma:

 

Los primeros meses, si viene sana la criatura, el primer año es caminar, tropezar

 

Las. Fiebres, la dentición, las gripes recurrentes etc.

 

Edad de colegio: Secundaria, adolescencia de incertidumbre de padres y de hijos por el futuro inmediato.

 

Y llega la universidad para unos y el trabajo para otros que no siguen ese camino.

Es todo tan complejo y desafiante que el día a día no deja  espacio a la imaginación y lo que  hacemos es avanzar cada día a la vez. Eso pasa en la vida real. En las instituciones y con los fenómenos sociales quizás no debería ser igual.

Siempre he dicho que debe pensarse un poco más allá para no dejar que el árbol nos impida ver el bosque, pero bueno, aquí estamos!!

 

Es la edad en la que debemos asumir nuestra responsabilidad como Adultos!

 

Y nuestro referente hoy es proclamar con mucho orgullo que en estos

18 años ¡hemos derrotado el pesimismo! Hemos avanzado de modo tal que tenemos una casa habitada y funcionando y lo que es más importante...dando los pasos pertinentes para que se convierta en un hogar confortable para todos los que la habitamos.

 

El sistema perfecto no existe,

 

Siempre digo a nuestros colaboradores que solo en el cementerio parece ser que no hay contradicciones. Te ponen de vecino de alguien y siempre estas ahi la tumba!

 

Esta mayoría de edad llega en momentos en que a pesar de exhibir logros y avances extraordinarios que han impactado positivamente en todos los actores, los que pueden ser fácilmente medibles cualitativa y cuantitativamente,

 

Sin embargo una se pregunta por qué si ahora estamos en mejores condiciones que antes en la protección social todos nos sentimos tan insatisfechos y renegamos de los beneficios que todos disfrutamos?

 

Ahhh es que perfecto es Dios y lo crucificaron pero ese hecho fue lo que hizo que se afianzara la fe en él y que hoy siglos después, estos mortales que estamos hoy aquí, les seguimos y hacemos esfuerzos por comprender que el universo se caracteriza por la lucha de lo contrario y eso genera la vida y permite el avance.

 

En estos momentos el avance nos supone retos importantes para mejorar lo que hemos construido. Decir que tiene deficiencias e imperfecciones no debe ni avergonzarnos.ni atemorizarnos. Hay que acometer sus soluciones.

 

Es momento de dar gracias, de sentirnos orgullosos de Lo que hemos construido con esfuerzo y sacrificio y contra vientos y mareas porque solo sobre sus bases descansa la posibilidad de ir mejorándolo y adecuándolo.

 

Sin las críticas, sin los señalamientos disidentes, no avanzamos. Nos anquilosamos.

 

En estos 18 años, millones de hogares han sido tocados por este sistema positivamente y cada día abogamos por llegar más lejos y con mayores beneficios para garantizar una protección social que nos dignifique como nación y que el futuro sea cada vez más promisorio para nuestros hijos.

 

Gracias a Dios por permitirle a esta familia de la seguridad social, ser el instrumento que posibilite junto a nuestros gobiernos el cambio social que impulsamos y procuramos para todos!

 



Comparte y comenta





Tamaño letra

Contraste

Otros